Beneficios de la homeopatía durante el embarazo

Durante el embarazo la mujer sufre una serie de cambios en su cuerpo y en muchas ocasiones esta transformación provoca algún que otro malestar. ¿No os ha ocurrido en alguna ocasión que sentís más acidez en el estómago, tenéis nauseas o incluso os habéis resfriado sin saber cómo actuar?

embarazo-homeopatía

La acidez en el estómago es algo por ejemplo muy común en este periodo. Ésta se manifiesta generalmente mediante una sensación de ardor en el pecho o la garganta, mediante un reflujo que se genera cuando el ácido del estómago se dirige hacia el esófago. Esta sensación es muy incómoda, pero la acidez no tiene porqué estar vinculada a problemas importantes.

Este trastorno puede aparecer en el segundo o tercer trimestre de gestación debido principalmente al aumento de volumen: el útero presiona el estómago y provoca que la comida sea impulsada hacia el esófago, siendo esto lo que provoca una sensación de ardor.

Del mismo modo, durante el embarazo se pueden sentir otras molestias. La más común es la aparición de nauseas durante los primeros meses aunque éstas suelen desaparecer al tercer mes, no obstante esta condición no es general, por eso lo más recomendable es que ante cualquier duda consultemos con el médico. La aparición de hemorroides es otro de los inconvenientes propios del embarazo e incluso también podemos sufrir afecciones comunes como estados gripales, tos, alergias, dolor de garganta, etc.

En estos problemas descritos y en otros propios del embarazo como la ansiedad que se puede sentir ante la maternidad, la homeopatía se presenta como un método terapéutico que resulta eficaz. De hecho, si tenéis dudas es importante saber que es posible tomar medicamentos homeopáticos durante el embarazo, siendo recomendable a su vez hacerlo bajo la supervisión del especialista. Éste siempre va a poderos indicar cuál es el medicamento homeopático más recomendado en función del problema padecido.

En general, los medicamentos homeopáticos resultan de gran interés durante el embarazo, no sólo para los trastornos comunes de este estado sino también para afecciones generales que pueden sufrirse durante el periodo de gestación (estados gripales, tos, dolor de garganta, alergias….); para el momento de preparación al parto (ansiedad previa, por ejemplo), el parto (ayuda en la dilatación, por ejemplo) y el postparto inmediato (cansancio, ayuda a la recuperación, etc.). Además, para obtener más información sobre homeopatía podéis consultar el Libro Blanco de la Homeopatía donde se expone ampliamente en qué consiste este método terapéutico y sus diferentes usos.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*