¿Se puede tomar café en el embarazo?

¿Puedo tomar café durante el embarazo? Ésta es una pregunta que, con frecuencia, se suelen realizar las mujeres embarazadas. De modo que vamos a intentar establecer en qué medida el café puede resultar bueno o no durante el periodo de gestación.
Según se cree, la cafeína reduce los niveles de estrógeno en la sangre, la cual es una hormona indispensable para el correcto desarrollo del embarazo. Ahora bien, es sabido que algunas embarazadas toman café o bebidas que contienen cafeína con el fin de atenuar las náuseas, un síntoma muy común en los primeros tres meses de gestación.
Vale aclarar que el café no es la única bebida que contiene cafeína, otros productos como el té y el chocolate, ya sea este último en polvo, en barra, en helado o en sirope; también poseen cafeína, al igual que algunos refrescos, incluyendo los descafeinados.
El consumo de cafeína durante el embarazo es, por cierto, un tema que se suele discutir con frecuencia a causa de que numerosos estudios la asocian con el riesgo de abortos espontáneos en el primer trimestre, particularmente en las gestantes que sufren de muchas náuseas.
Sin embargo, consumir una cantidad inferior a 12 onzas de cafeína diarias al parecer no afecta al desarrollo normal del embarazo. No obstante, es preciso recordar que se trata de un elemento que no le aporta, tanto a la mamá como al bebé, ni vitaminas ni minerales, sino que más bien dificulta la absorción de hierro.
En definitiva, una taza de café no te hará mal siempre y cuando no consumas de manera abusiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.