Los especialistas recomiendan incorporar el salmón en la dieta de las embarazadas

Desde hace tiempo que se viene debatiendo y estudiando acerca de los efectos del pescado en el embarazo. Recientemente, un nuevo estudio precisó los beneficios que suponen comer salmón, una especie de pescado azul rica en Omega-3, durante la gestación.
La investigación, que se enmarca dentro de un proyecto financiado por el VI Programa Marco de la Unión Europea, “The Salmon in Pregnancy Study” (SiPS), ha comprobado que la ingesta de salmón incrementa, en las mujeres y sus hijos recién nacidos, el nivel de ácidos grasos omega 3, mejorando así las defensas antioxidantes de ambos a causa de los niveles de selenio y retinol que contiene el pescado.
Para realizar este trabajo, los investigadores eligieron una muestra aleatoria de mujeres embarazadas que consumían poco pescado, las cuales fueron divididas en dos grupos: el grupo Control, que prosiguió con su dieta habitual, y el grupo Salmón, que incorporó a su alimentación dos porciones de salmón “hecho a medida” a partir de la semana 20 del embarazo hasta el parto.
Además de ser rico en ácidos grasos omega 3 de origen vegetal, el salmón contiene vitaminas antioxidantes, como es el caso de las vitaminas A y E, selenio y escasos niveles de contaminantes.
De este modo, los científicos pudieron comprobar que las mujeres embarazadas que normalmente ingieren poco pescado, al consumir dos porciones de salmón por semana incrementan el contenido de ácidos grasos omega 3.
Los ácidos omega-3 son muy útiles para controlar la presión arterial, reducir la tasa de colesterol y mejorar las funciones cardíacas. Asimismo, favorecen un mejor desarrollo cognitivo del bebé y previenen la depresión de la madre.

Imagen:

http://embarazo10.com/wp-content/uploads/comiendosalmn_thumb.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.