Trastorno obsesivo compulsivo en el postparto

Durante el postparto, los cambios hormonales producidos por el embarazo y el parto pueden aparejar el desarrollo de un trastorno obsesivo compulsivo.
La mayor parte de las madres padece cierta ansiedad luego del nacimiento del bebé, sobre todo si es el primero, y se preocupan por ver si están haciendo las cosas bien. Cuando esa preocupación se vuelve desmedida, se puede desarrollar el T.O.C. postparto, que afecta a entre el 2 y el 9 por ciento de las madres que acaban de dar a luz.
Estas mujeres llevan al extremo sus preocupaciones, pudiendo por ejemplo bañar al niño repetidas veces al día por su preocupación por la higiene, y hasta pueden tener una obsesión con los gérmenes que las lleva a desinfectar y esterilizar más allá de los límites normales.
Incluso, hay mamás que, ante el temor de hacerle daño al niño, llegan al punto en que no pueden cargarlos en brazos por miedo a que se les caiga, o se niegan a bañarlos debido a que temen que se ahogue.
Una mujer sin este problema adquiere confianza con el paso de los días. En cambio, cuando se presenta el T.O.C. el temor de esa mamá crece hasta imposibilitar cada vez más su accionar.
Es preciso señalar que aquellas mujeres que ya han tenido un diagnóstico de T.O.C. o de un trastorno de ansiedad previo al embarazo, son más proclives a presentar esta dolencia.

Imagen:

http://blog.mamasybebes.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.