Complicaciones más comunes en el puerperio

Durante el puerperio, el cuerpo de la mujer presenta determinadas características. No obstante ello, pueden aparecer ciertas anomalías perjudiciales para la salud de la mujer que requieren ser tratadas de inmediato. De modo que si experimentas algunos de los síntomas que detallamos a continuación, es necesario que concurras rápidamente al médico.
En esta etapa, se pueden suscitar hemorragias abundantes, acompañadas de mal olor  y coágulos de sangre semejantes al tamaño de un limón. Al mismo tiempo, las infecciones urinarias, ardor y color oscuro de la orina; son muy comunes durante este periodo. Para aliviarlas, es importante beber abundante líquido  hasta que recibas la medicación para el caso.
Tal vez, consideres a la fiebre inofensiva y no le prestes la debida atención que se merece. Pero durante el puerperio si tienes 38º o más de temperatura, permaneciendo  así durante 1 día, puede que estés desarrollando una infección, ya sea en la zona de la episiotomía o en los pezones, que recibe el nombre de mastitis.
Respecto al dolor en las piernas, resulta aconsejable mantenerlas en alto para mejorar el flujo sanguíneo.
Si la molestia se concentra en las mamas, es bueno aplicar paños de agua caliente en la zona para bajar la inflamación así como masajear el área adolorida.
Mientras tanto, si el malestar se localiza en el bajo vientre, no tienes de que preocuparte si ocurre durante los 5 días subsiguientes al parto. Aunque si el dolor es intenso y persiste, es importante que consultes tu ginecólogo para realizarte el chequeo correspondiente.

Imagen:

http://cositasinfantiles.files.wordpress.com/2009/05/puerperio-mujer-bebe.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.