El yodo y el embarazo

Madre jóven

Que haya una falta de yodo, en el feto, durante la gestación, puede traer problemas, como son el aborto o el parto prematuro.

Además, el feto puede sufrir problemas en la maduración de su cerebro, daños psicomotores, disminución de su coeficiente intelectual, alteraciones en el sentido del oído, síndrome de hiperactividad o déficit de atención. Así lo ha hecho público la doctora Carmen Gonzalo Mateo del Hospital del Bierzo (Ponferrada). Y, es que durante el embarazo, la hormona tiroidea es muy importante para la maduración del cerebro del embrión.

Hay que tener en cuenta que el embrión no posee una glándula tiroidea, o no es lo suficientemente madura, por lo que necesita la hormona tiroidea de la madre. La mujer embarazada debería tomar, como mínimo, 250 miligramos de yodo, cada día; algo que es muy fácil de lograr si se consume sal yodada o pescado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.