Incompatibilidad sanguínea entre madre e hijo

El tipo de sangre de las personas se clasifica en función a los antígenos que posee. Hay   antígenos A y B; por lo que la presencia, combinación o falta de ellos derivan en los grupos sanguíneos A, B, AB y O. Al mismo tiempo, la sangre puede presentar un antígeno adicional, el D, el cual define el factor sanguíneo positivo (Rh+) y de no poseerlo será negativo (Rh-).
Cuando la madre tiene Rh- y el bebé tiene Rh+, se da lo que se conoce como incompatibilidad sanguínea RH. Por lo que si la sangre del bebé entra en contacto con la sangre materna, esta última generará anticuerpos que comenzarán a atacar la sangre del pequeño, lo cual se conoce como Enfermedad Hemolítica, por lo que será necesario efectuar una transfusión de sangre al bebé o incluso existe la posibilidad de adelantar el parto para evitar que el bebé sufra de anemia o daño cerebral, e incluso muera.
Si el padre y la madre poseen igual factor Rh, el bebé también lo tendrá; es decir, si el padre posee sangre tipo B factor Rh+ y la madre tipo A factor Rh+, entonces el bebé irá a tener factor Rh+ y A o B puede ser su tipo de sangre. En tanto que si los padres disponen de distinto factor Rh, entonces su hijo podrá tener cualquiera de los dos.
En verdad, son escasos los casos en que el organismo de la madre puede empezar  a producir anticuerpos, pero puede ocurrir  al efectuar una punción del líquido amniótico, en ciertos casos de placenta previa, desprendimiento de placenta, una aspiración de vellosidades coriales o que atraviese la placenta, en cuyo caso debe suministrarse.   Si durante el embarazo la sangre del bebé y la madre no estuvieron en contacto, es muy probable que esto sí suceda, en el parto, de manera que es indispensable que le inyecten inmunoglobulina a la madre para la prevención de la formación de anticuerpos contra el Rh+, asegurando de ese modo que la madre pueda quedar nuevamente embarazada y reciba una transfusión de sangre por cualquier otro motivo.
Si la madre ya posee formados los anticuerpos de su primer embarazo, el segundo bebé irá a permanecer en contacto con más cantidad de anticuerpos que pueden afectarlo, y, en un tercer embarazo, la situación se agravaría todavía más.

Imagen:

http://www.subebe.com/wp-content/uploads/2009/09/tn_incompatibilidad-rh.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.