Qué hacer cuando los bebés comienzan a rascarse

Al llegar a los 3 o 4 meses de edad, los bebés empiezan a explorar todo lo que los rodea y a ejercitar su capacidad para alcanzar y agarrar algunos objetos, llevándolos a su boca y moviendo sus deditos imitando el movimiento de rascado.
Esto es algo muy natural que forma parte del crecimiento y desarrollo de todos los niños, pero en ocasiones puede resultar un tanto peligroso, en especial cuando aprenden a rascarse, y lo hacen constantemente en aquellas partes que les molesta. Por lo que siempre debemos estar atentas para descartar la presencia de cualquier tipo de enfermedad en su piel.
Este movimiento que los lleva a rascarse forma parte de un reflejo, por lo que es automático y no es necesario alarmarse, debido a que forma parte de su crecimiento. Pero si esto es algo que el pequeño hace constantemente, hasta llegar a provocarse lastimaduras, es preciso descartar la posibilidad de que no se trate de una consecuencia de alguna alteración dermatológica.
En el caso que consideremos que padece algún problema en la piel y llevemos al bebé al pediatra, lo más conveniente será colocarle unas manoplas para de ese modo impedir que el pequeño se lastime y aumente las posibilidades de infección.
Es muy importante mantener sus uñas cortas para que, cuando el niño se rasque y se lastime, no se provoque eccemas en la piel.

Imagen:

http://www.mujerglobal.com/wp-content/uploads/2009/12/dermatitis_bebe_p.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.