Cuidado con los ahogamientos en verano

Cuidado con los ahogamientos en verano

Llegan las vacaciones de verano. Un momento ideal para disfrutar en familia y recuperar el tiempo perdido. En cierto modo, el verano nos permite estar ajenos a los horarios y dormir hasta tarde sin estar pendiente de cuándo suena el despertador. Este fin de semana ya hemos podido comprobar cómo muchas personas aprovechando el efecto de las altas temperaturas se han puesto el bañador y se han ido a la playa para pasar una agradable velada. Y estrenar este  verano que según dicen va a ser muy caluroso.

Algo que en cierto modo puede ser positivo para todos aquellos que disfrutan con el calor pero también es un tormento para las personas que están incómodas con las altas temperaturas y prefieren otras estaciones como el otoño o la primavera.

Pues bien, uno de los planes más habituales del verano es el ir a la piscina con los niños. En este sentido, conviene tener en  cuenta que es importante poner una atención especial cuando los peques están en el agua y observarles constanemtente. Por supuesto, cada piscina debe de contar con personas expertas en socorrismo para atender cualquier posible emergencia.

Por supuesto, los niños también deben asistir a clases de natación para aprender a nadar y perder el miedo al agua. Los cursos de natación que se imparten por estas fechas en todas las ciudades de la geografía son excelentes. En ellos, los peques también pueden conocer a otros niños y hacer nuevas amistades con las que compartir el tiempo de ocio y jugar.

Del mismo modo, también conviene apostar por comprar material de calidad en relación con flotadores y manquitos. El peque puede elegir el que más le guste. Por otra parte, también existen casos de familias que prefieren comprar piscinas hinchables para jugar en casa y que los niños puedan refrescarse desde la comodidad del propio hogar.

En este caso, infórmate bien de que la piscina cumple con todas las medidas de seguridad, y también, observa a tu hijo para ver qué está haciendo ya que el agua, aunque es una fuente de diversión, también puede transformarse en un peligro.

Imagen: Ecologismo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.