Sangrado vaginal en bebés recién nacidas

Las niñas, durante los primeros tres y cinco días de vida, pueden llegar a tener un ligero sangrado parecido al menstrual, que puede asustar a las mamás.
De todos modos, es necesario saber que se trata de un proceso normal, que sucede por un traspaso de las hormonas maternas a la bebé, y que no existen motivos por los que preocuparse.
Durante los primeros días de nacida, una bebita puede tener un leve sangrado vaginal que recibe el nombre de menarquia neonatal, un proceso que dura unos cinco días. Es algo bastante habitual, pues la mitad de la niñas presentan dicho cuadro.
La explicación reside en que algunas hormonas, sobre todo el estrógeno, pasan al flujo sanguíneo de la recién nacida desde la placenta  antes de producirse el parto. Incluso, puede ocurrir que se excrete un moco transparente e inodoro. En cualquiera de ambos casos, es necesario extremar la higiene y cambiar el pañal cuantas veces sea necesario.También, puede haber inflamación o aumento moderado del tamaño de las tetillas, lo cual es indoloro, pudiendo llegar a secretar leche.
En caso que la hemorragia persista por más tiempo o sea abundante, se recomienda consultar al médico.

Imagen:

http://img.bebesymas.com/2009/08/photoxpress_3414634-newborn.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.